Su hijo 3-5 años

Conquistando el espacio

Conquistando el espacio


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Durante sus primeros dos años, multiplicará las adquisiciones psicomotoras siguiendo dos ejes principales desde la cabeza hasta los pies y la columna vertebral hasta las manos. El progreso más significativo sigue siendo la adquisición de caminar ...

  • Al volverse autónomo gracias a la caminata, su hijo aprehende el espacio ocupado por su cuerpo. Alrededor de los 3 años, le resulta difícil ubicarse en relación con las cosas que lo rodean y percibe el espacio que ocupa solo a través de sus propias dimensiones. Abajo, arriba, al lado, detrás, antes ... para él, estas indicaciones espaciales siguen siendo abstractas, pero comienza a discernirlas mejor.
  • La repetición de acciones, a través de juegos y sesiones de actividad física en la escuela, por ejemplo, cuando la maestra le pide que vaya "debajo de la silla" o "detrás" de sus compañeros de clase, la ayuda a grabar gradualmente Los diferentes movimientos.
  • El lenguaje, que también se desarrolla mucho a esta edad, le permite nombrar estas diferentes acciones. La noción de tiempo sucederá a esta noción de espacio en unos pocos meses, pero ya hay algunos comienzos: incluso si el tiempo utilizado no es preciso, su niño comienza a diferenciar el presente del pasado cuando habla.

Me estoy perdiendo, ¡sé qué hacer!

  • A partir de los 2-3 años, su hijo puede acompañarlo sin su cochecito para hacer las compras. Luego toma un momento de desatención para que él escape o te encuentre más. Si no se ubica adecuadamente en el espacio, no necesariamente tendrá la idea de volver sobre sus pasos.
  • Para evitar este tipo de incidente y evitar que entre en pánico, dale algunas instrucciones: si se pierde, debe permanecer en su lugar, volverás por él. Esta palabra a menudo repetida reforzará su seguridad interior.
  • También puede simular este ejercicio en la casa escondiéndose detrás de una puerta. "Ya no estoy aquí, ¿qué estás haciendo?" También enséñale a decir su nombre cuando se le pregunte. Al anticipar este riesgo en lugar de cruzar los dedos para que no pase nada, confiará en su hijo.

Stéphanie Letellier


Vídeo: La colonizacion del espacio Documental en Español (Mayo 2022).